Tras el confinamiento en el que muchos habéis sufrido de dolores de espada, hoy os quiero dejar 5 Claves para cuidar la espalda y evitar esos dolores innecesarios que se padecen muchas veces.

1. Muévete todos los días.

Si trabajas sentado mejor elegir un deporte que le de movimiento a la pelvis como correr, andar, bailar,…
A tu columna lumbar y pelvis les hace falta movimiento todos los días.

Si tenemos un trabajo sedentario y elegimos deportes como la bicicleta o el remo, que se realizan sentados, nuestra columna lumbar no obtendrá la cantidad de movimiento que necesita. En estos casos es mejor elegir un deporte en el que se realicen movimientos en posición de pie.

2. Duerme Correctamente.

Duerme al menos 8 horas, en un colchón firme y con una almohada que mantenga la alineación de tu columna.

Si duermes boca arriba es mejor elegir una almohada baja que no eleve mucho la cabeza.

Si duermes de lado es mejor elegir una almohada que rellene el hueco de tu hombro para que tu cabeza se quede alineada con la columna, y no se incline ni hacia arriba (lo que ocurre si la almohada es muy alta) ni hacia abajo (lo que ocurre si la almohada es muy baja)

3. Mantente en tu peso.

El exceso de kilos cambia nuestro centro de gravedad, sobrecarga nuestros discos, ligamentos y músculos. Por ello, es muy importante que los kilos no se acumulen.

4. Trabaja la musculatura profunda del abdomen y el suelo pélvico

Aunque seas hombre, la musculatura de suelo pélvico es una musculatura clave para mantener los sistemas de estabilización y amortiguación de nuestra columna.

La contracción del suelo pélvico, combinada con la contracción de la musculatura profunda del abdomen y de los erectores de la espalda contribuyen a la activación de los sistemas de amortiguación de la espalda. Asegurando de esta manera que los esfuerzos no le pasen factura a nuestra columna vertebral.

5. No te sientes en forma de «C».

Al mantener esta postura ejercemos mucha presión en nuestra zona lumbar y nos causará dolor casi seguro.