Os hablamos hace unos días en facebook sobre los nuevos estudios que van saliendo y que recomiendan la hidratación deportiva cuando aparece la sensación de sed. Hace poco un paciente me pasó este artículo sobre la hidratación deportiva, que expone bastante bien los dos puntos de vista: una hidratación controlada para evitar la pérdida de líquido corporal y una hidratación a demanda, donde el cuerpo se autorregula, es bastante sencillo de leer y entenderemos por ejemplo por qué se recomendaba mantener los niveles de hidratación pensando que la pérdida de volumen corporal conduciría a una reducción del volumen sanguíneo y por tanto a un menor desempeño en el deporte, los problemas asociados a una ingesta demasiado elevada de agua que llevaba a la hiponatremia (pérdida de sodio), sobre todo en mujeres que seguían unas recomendaciones oficiales calculadas para hombre con mayor peso y estatura… y cómo se ha demostrado que con la ingesta de agua a partir de la sensación de sed no sólo no se pierde rendimiento sino que además se permite al cuerpo autorregularse, manteniendo por lo general el nivel de hidratación y balance de minerales adecuado.

Aquí os dejo los enlaces del artículo que os decía:

 Espero que os guste!