Quiero empezar comentándoos que la tendinitis no es una patología inflamatoria, tiene un inicio inflamatorio, pero éste es sólo una etapa de todo el proceso, que suele durar aproximadamente una semana. A continuación vienen otras etapas en las que la inflamación se retira, dejando lugar a otros procesos como el de proliferación.

Sin embargo, el uso del ibuprofeno y otros antiiflamatorios (AINES) para el tratamiento de las tendinopatías es ampliamente usado. ¿Qué dicen las nuevas investigaciones al respecto? A continuación os dejamos un resumen de las últimas investigaciones y de por qué se desaconseja su uso en las tendinopatías.

Recientes estudios han demostrado que el uso de antiinflamatorios en atletas no cura la tendinitis, es más, en muchas ocasiones su efecto analgésico producirá un aumento del grado de lesión ya que al no percibir el dolor se realizan movimientos que dañan aún más el tejido.

Además hay otros estudios donde se demuestra que esa primera respuesta inflamatoria que hemos comentado antes es necesaria para la reparación del tendón y no debe ser inhibida, si la inhibimos el tendón tardará más en curar.

La aplicación temprana de antiinflamatorios conduce a una reducción de la fuerza necesaria para que el tendón falle, es decir, el tendón dolerá con menos esfuerzo, se lesionará más fácilmente.

Otro motivo por el que no se recomienda el uso de AINES en las tendinopatías es porque, paradójicamente, se activan mecanismos por los que se produce degeneración y más inflamación en el tendón.

¡Esperamos haber aportado un poco de luz sobre tema! y, si ya tenéis una tendinitis ¡no dudéis en consultarnos!