El ejercicio es la mejor prevención para la osteoporosis, de poco sirve tomar calcio si no conseguimos fijar éste a los huesos, y para que este calcio se vaya al hueso es imprescindible el ejercicio.
El ejercicio es el interruptor que abre la puerta de entrada del calcio al hueso, sin él el calcio no se fija en nuestros huesos (la tracción del tendón sobre el hueso despierta en este la necesidad de fijar el calcio y hacerse más denso).

Ahora bien, ¿sirve cualquier tipo de ejercicio?
La respuesta es no, lo indicado son ejercicios de fuerza, realizados contra la gravedad, que incluyan algún tipo de impacto moderado (trotar, correr, saltar…)
La frecuencia también es importante, debe realizarse al menos 3 días a la semana y mantenerse en el tiempo, es imprescindible ser constantes.
La intensidad debe ser superior a los ejercicios que realizamos en nuestra vida cotidiana o no tendrá ningún efecto.
Los ejercicios deben realizarse para todo el cuerpo (piernas, brazos y tronco) ya que debemos fortalecer todos los huesos del cuerpo.

Si cumples estos requisitos diversos estudios han demostrado que en un año se aprecia el aumento de la densidad ósea.

Atendiendo a todo lo dicho, los ejercicios suaves tipo natación mejorarán muchos aspectos de nuestra salud, pero no son lo más útil a la hora de tratar y prevenir la osteoporosis.

Si tienes Osteoporosis de nivel II o ya has sufrido fracturas consulta con tu médico o fisioterapeuta para que te pongan unos ejercicios adecuados a ti.

Esperamos que nuestro artículo te haya sido de utilidad, y si quieres un plan de ejercicio más personalizado para ti, ¡no dudes en consultarnos!

Puede que también te interese…

¿sabes por qué se producen los calambres? ¿cómo los evitamos? http://www.h2u.es/los-calambres-que-son-y-como-evitarlos/
Entiende lo que es una contractura y cómo se tratan http://www.h2u.es/las-preguntas-que-siempre-te-hiciste-sobre-las-contracturas/