Mantener en buen estado el suelo pélvico es fundamental para la calidad de vida de la mujer. Cada día somos más conscientes de la importancia de mantener sano el suelo pélvico.

¿Por qué acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico?

Porque los fisioterapeutas del suelo pélvico te podemos ayudar con muchos problemas uroginecológicos, sexuales, fertilidad, salud musculoesquelética de la embarazada, recuperación postparto, y recuperación postcancer.

¿Sabías que el 50% de las mujeres tendrán incontinencia urinaria en algún momento de su vida? ¿y sabías que el 85% de las incontinencias mejora significativamente o se cura con fisioterapia? ¿Sabías que los problemas intestinales como el estreñimiento pueden mejorar con fisioterapia?

Los prolapsos, descensos de los órganos de la pelvis respecto a su posición original, se estabilizan y mejoran su sintomatología con fisioterapia de suelo pélvico.
También podemos ayudar con las infecciones de orina recidivantes, ya que está demostrado que al mejorar el tono del suelo pélvico y su elasticidad estas disminuyen

El dolor al orinar o el dolor al tener relaciones también es uno de nuestros campos de actuación, así como algunos casos de anorgasmia, que son muy receptivos al tratamiento con fisioterapia

El tono abdominal y la postura también influyen directamente sobre el estado de nuestro suelo pélvico, por lo que para nosotros es muy importante tener un enfoque global, que ayude a mejorar la salud musculoesquelética de la mujer.

Además de tratar los problemas de suelo pélvico cuando ya han aparecido, somos proactivos en determinadas circunstancias de la vida de la mujer, como ayudar a as mujeres a facilitar el parto y evitar complicaciones como la episotomía.
Otro momento en el que debemos ser proactivos es en el momento en que llega la menopausia. En este período de la vida de la mujer los tejidos pierden firmeza y elasticidad y la musculatura se debilita, por lo que es un momento en el que aparecen muchos problemas de suelo pélvico.

En fisioterapia uroginecológica nos encontramos con que la tensión, debilidad, espasmo o descoordinación de los músculos del suelo pélvico, abdominales, músculos lumbares o de la cadera pueden ser la causa de muchos problemas.

¿Cómo tratamos estas disfunciones?

Disponemos de un amplio rango de técnicas para el tratamiento del suelo pélvico:

  • Tratamiento de puntos gatillo y de las restricciones del tejido conectivo en todas estas áreas que liberará la zona, aliviando así la sintomatología.
  • Técnicas como movilizaciones viscerales, que mejoran la movilidad de la vejiga, uretra, colon, útero, etc.
  • Evaluación y entrenamiento mediante biofeedback, en donde, mediante un electromiograma (completamente indoloro) podemos ver en la pantalla del ordenador cómo realmente se contraen y se relajan los músculos del suelo pélvico. Pudiendo de esta manera mejorar en aquellos puntos donde sea necesario y pudiendo evaluar in situ la calidad de la contracción muscular al realizar los ejercicios
  • Electroestimulación (también completamente indolora) para ayudarnos a contraer cuando nuestra capacidad para controlar los músculos se ve disminuida.
  • Ejercicio terapéutico, guiado por el fisioterapeuta, con un plan específico para fortalecer tus puntos débiles y cuidar tu musculatura
  • Y sobre todo, las manos y la experiencia del fisioterapeuta.
  • Aquí os dejo un vídeo de una entrevista que me hicieron donde explico todo esto. Espero que te guste y si tienes cualquier duda llámame y pide cita en el 608718865